• slider-revolution-1 None
  • slider-revolution-2 None
  • slider-revolution-3 None
  • slider-revolution-4 None
  • slider-revolution-5 None

Reservas

Reserva ahora

MEJOR PRECIO ONLINE

Número de noches: X

¿Necesita ayuda con su reserva?
Llámenos : 951 204 487
Pago directo en el hotel
Sin gastos de gestión
Reserva online 100% segura

Habitaciones y Junior Suites Inimitables

El hotel se organiza en torno a su espléndido patio central, que se constituye como uno de los elementos más sobresalientes del conjunto arquitectónico, con su arquería envolvente sobre columnas en las dos plantas existentes, y a partir del cual se distribuyen las diferentes habitaciones de las que éste dispone.

La singular y abrumadora decoración que inunda cada una de las dependencias y estancias comunes del hotel, al igual que la majestuosidad que emana del particular diseño de las habitaciones, otorga a cada una de éstas la sensación inimitable de estar disfrutando de una experiencia inigualable, invitando al cliente a sumergirse en un entorno propio y característico de nuestro establecimiento, como si de un museo más de la ciudad se tratase.

Doble superior - 2 camas

Patio interior

La doble superior se nos presenta como una habitación espaciosa, dónde la madera continua acaparando la relevancia decorativa dentro de la misma, tanto en la distinción de los muebles que completan la estancia, como en los artesonados de línea mudéjar que exhiben los techos de éstas, otorgando un ambiente de comodidad plenamente dispuesto para acogerle.

Al igual que las diversas habitaciones de las que dispone el hotel, la cama de líneas clásicas se halla vestida con vaporosas sábanas de algodón egipcio, ofreciéndole la ocasión de disfrutar de un magnífico lugar para el descanso.

El baño nos invita a deleitarnos en su atmósfera envolvente y plácida, donde la disposición de sus elementos, conjugados a su vez con la calidad de los materiales empleados, nos permiten introducirnos en un entorno en el que se sublima la distensión, teniendo en cuenta el más mínimo detalle para que durante su hospedaje, se configure éste como el lugar ideal para sentirse plenamente renovado.

Doble superior - Cama de matrimonio

Patio interior

La doble superior se nos presenta como una habitación espaciosa, dónde la madera continua acaparando la relevancia decorativa dentro de la misma, tanto en la distinción de los muebles que completan la estancia, como en los artesonados de línea mudéjar que exhiben los techos de éstas, otorgando un ambiente de comodidad plenamente dispuesto para acogerle.

Al igual que las diversas habitaciones de las que dispone el hotel, la cama de líneas clásicas se halla vestida con vaporosas sábanas de algodón egipcio, ofreciéndole la ocasión de disfrutar de un magnífico lugar para el descanso.

El baño nos invita a deleitarnos en su atmósfera envolvente y plácida, donde la disposición de sus elementos, conjugados a su vez con la calidad de los materiales empleados, nos permiten introducirnos en un entorno en el que se sublima la distensión, teniendo en cuenta el más mínimo detalle para que durante su hospedaje, se configure éste como el lugar ideal para sentirse plenamente renovado.

Doble Estándar - 2 camas

Patio exterior

La habitación estándar nos envuelve con su ambiente acogedor, dónde la madera se constituye como claro componente principal, tanto en el elegante mobiliario que completa la dependencia, como en los artesonados de tradición mudéjar que exhiben las techumbres, proporcionando una incomparable calidez a la estancia.

Al igual que las restantes habitaciones de las que dispone el hotel, la cama de líneas clásicas se halla vestida con vaporosas sábanas de algodón egipcio, invitándole a disfrutar del reposo necesario y de una merecida tranquilidad.

El baño nos introduce en una atmósfera de relajación y empatía con el sosiego, cuidándose hasta el más mínimo detalle para que tenga la posibilidad de complementar un confortabilísimo alojamiento.

Junior Suite Deluxe - Cama de matrimonio

Balcón y Salón Privado

Ubicada en la primera planta, se nos presenta con toda su grandiosidad y esplendor la Junior Suite Deluxe, la habitación más lujosa del hotel, una auténtica maravilla de diseño y decoración únicos, concebida bajo los auspicios del uso excelso de la madera en todos y cada uno de sus rincones, dotándola de un ambiente exclusivo y refinado, capaz de abrumarnos desde el momento en que nos decidimos por atravesar sus puertas, para adentrarnos en el marco incomparable de la excepcional suntuosidad que nos ofrece.

Su inmejorable disposición en la fachada principal del inmueble, le otorga a la dependencia el singular privilegio de tener la totalidad de los grandes ventanales con las que ésta cuenta, orientados hacia la adyacente plaza de San Andrés, donde emerge predominante dentro de su concepción paisajística el oloroso árbol del azahar, brindando la oportunidad al visitante de sumergirse en el extraordinario mundo de contrastes aromáticos que inundan la ciudad en las diferentes épocas del año, pudiendo incluso ser partícipe directo de esta extraordinaria experiencia sensorial sin igual desde el interior de la estancia del hotel.

A través de los 65 m² sobre los que se distribuye la impresionante habitación, nos encontramos con un majestuoso y profuso mobiliario repleto de antigüedades, especialmente seleccionadas y cuidadosamente repartidas por ésta, ayudando a crear el escenario ideal para disfrutar de una velada inigualable. Cabe destacar que se trata de la única dependencia del hotel que cuenta con su área de descanso conformada de manera totalmente independiente respecto de su zona de estar. La cama de líneas clásicas vestida con vaporosas sábanas de algodón egipcio, se encuentra adornada con una particular corona en la parte superior de su distinguido cabecero de estilo barroco, constituyéndose ésta como elemento preeminente de la misma. A su vez, se mantiene en su techumbre de madera el diseño arquitectónico de estilo mudéjar que caracteriza a las diversas dependencias del establecimiento hotelero, y de la que se suspende de manera formidable en su parte central una lámpara de líneas clásicas de grandes dimensiones.

Asimismo, si existe un motivo principal por el que puede distinguirse esta particularísima dependencia, es porque que en la zona de estar nos encontramos con la pieza más sobresaliente que atesora el conjunto arquitectónico, una espectacular biblioteca de estilo neogótico labrada en madera de caoba, en dónde se reúnen más de 800 volúmenes en diferentes idiomas, extendiéndose perimetralmente a lo largo de la misma, y que conjuntamente con la doble altura que posee, consigue conferirle a la estancia una apariencia imponente, diferenciándola exponencialmente del resto de unidades de alojamiento de las que contiene el hotel.

Con el único deseo de seducirnos e intentar predisponernos a disfrutar de un merecidísimo momento de serenidad, después un día de numerosas actividades en la ciudad que nos acoge, los dos baños de los que dispone la habitación se nos muestran como los lugares ideales dónde recuperarnos, transmitiéndonos ese grado de relajación necesaria para poder reponernos, y de esta manera, ofrecernos mediante ese justo premio del descanso, la posibilidad de perseverar en la tesitura de buscar, todos y cada uno de los diversos rincones llenos de magia que alberga el impresionante casco histórico de la urbe, y que permanecen pacientemente expectantes a la espera de ser descubiertos por los ávidos visitantes de la capital hispalense.

Junior Suite Ático - Cama de matrimonio

Plaza exterior

La amplitud y luminosidad que ofrece a sus huéspedes la Junior suite, se debe a su privilegiada situación en el ático del hotel, contando además con una terraza exterior de carácter privado y habilitada como solárium, desde la que poder disfrutar del cálido clima con el que acoge la capital andaluza a sus visitantes.

La habitación se dispone en dos ambientes diferenciados, una zona de estar localizada en la entrada y distribuida en torno a una chimenea que la preside, para posteriormente conformar el área de descanso ante la imponente cama de líneas clásicas, exquisitamente decorada con un dosel cenital, vestida con vaporosas sábanas de algodón egipcio, y que se alza como elemento predominante de la misma. Igualmente cabe reseñar como singularidad arquitectónica, que ésta se encuentra rematada por una techumbre de madera profusamente decorada, que nos recuerda al estilo mudéjar que tanto ha impregnado cada uno de los rincones de Sevilla.

El baño se nos presenta como el lugar ideal donde poder reponerse, después de haber tenido la oportunidad de disfrutar del amplio abanico cultural y monumental que es capaz de brindarnos la ciudad. Coronado con una claraboya en su parte superior que inunda de luz natural la estancia, ésta cuenta con exquisitos detalles que le añaden un grado inconmensurable de confortabilidad.

Doble Estándar - Cama de Matrimonio

Patio exterior

La habitación estándar nos envuelve con su ambiente acogedor, dónde la madera se constituye como claro componente principal, tanto en el elegante mobiliario que completa la dependencia, como en los artesonados de tradición mudéjar que exhiben las techumbres, proporcionando una incomparable calidez a la estancia.

Al igual que las restantes habitaciones de las que dispone el hotel, la cama de líneas clásicas se halla vestida con vaporosas sábanas de algodón egipcio, invitándole a disfrutar del reposo necesario y de una merecida tranquilidad.

El baño nos introduce en una atmósfera de relajación y empatía con el sosiego, cuidándose hasta el más mínimo detalle para que tenga la posibilidad de complementar un confortabilísimo alojamiento.

Junior Suite Ático - 2 camas

Plaza exterior

La amplitud y luminosidad que ofrece a sus huéspedes la Junior suite, se debe a su privilegiada situación en el ático del hotel, contando además con una terraza exterior de carácter privado y habilitada como solárium, desde la que poder disfrutar del cálido clima con el que acoge la capital andaluza a sus visitantes.

La habitación se dispone en dos ambientes diferenciados, una zona de estar localizada en la entrada y distribuida en torno a una chimenea que la preside, para posteriormente conformar el área de descanso ante la imponente cama de líneas clásicas, exquisitamente decorada con un dosel cenital, vestida con vaporosas sábanas de algodón egipcio, y que se alza como elemento predominante de la misma. Igualmente cabe reseñar como singularidad arquitectónica, que ésta se encuentra rematada por una techumbre de madera profusamente decorada, que nos recuerda al estilo mudéjar que tanto ha impregnado cada uno de los rincones de Sevilla.

El baño se nos presenta como el lugar ideal donde poder reponerse, después de haber tenido la oportunidad de disfrutar del amplio abanico cultural y monumental que es capaz de brindarnos la ciudad. Coronado con una claraboya en su parte superior que inunda de luz natural la estancia, ésta cuenta con exquisitos detalles que le añaden un grado inconmensurable de confortabilidad.

Junior Suite Deluxe - 2 camas

Balcón y Salón Privado

Ubicada en la primera planta, se nos presenta con toda su grandiosidad y esplendor la Junior Suite Deluxe, la habitación más lujosa del hotel, una auténtica maravilla de diseño y decoración únicos, concebida bajo los auspicios del uso excelso de la madera en todos y cada uno de sus rincones, dotándola de un ambiente exclusivo y refinado, capaz de abrumarnos desde el momento en que nos decidimos por atravesar sus puertas, para adentrarnos en el marco incomparable de la excepcional suntuosidad que nos ofrece.

Su inmejorable disposición en la fachada principal del inmueble, le otorga a la dependencia el singular privilegio de tener la totalidad de los grandes ventanales con las que ésta cuenta, orientados hacia la adyacente plaza de San Andrés, donde emerge predominante dentro de su concepción paisajística el oloroso árbol del azahar, brindando la oportunidad al visitante de sumergirse en el extraordinario mundo de contrastes aromáticos que inundan la ciudad en las diferentes épocas del año, pudiendo incluso ser partícipe directo de esta extraordinaria experiencia sensorial sin igual desde el interior de la estancia del hotel.

A través de los 65 m² sobre los que se distribuye la impresionante habitación, nos encontramos con un majestuoso y profuso mobiliario repleto de antigüedades, especialmente seleccionadas y cuidadosamente repartidas por ésta, ayudando a crear el escenario ideal para disfrutar de una velada inigualable. Cabe destacar que se trata de la única dependencia del hotel que cuenta con su área de descanso conformada de manera totalmente independiente respecto de su zona de estar. La cama de líneas clásicas vestida con vaporosas sábanas de algodón egipcio, se encuentra adornada con una particular corona en la parte superior de su distinguido cabecero de estilo barroco, constituyéndose ésta como elemento preeminente de la misma. A su vez, se mantiene en su techumbre de madera el diseño arquitectónico de estilo mudéjar que caracteriza a las diversas dependencias del establecimiento hotelero, y de la que se suspende de manera formidable en su parte central una lámpara de líneas clásicas de grandes dimensiones.

Asimismo, si existe un motivo principal por el que puede distinguirse esta particularísima dependencia, es porque que en la zona de estar nos encontramos con la pieza más sobresaliente que atesora el conjunto arquitectónico, una espectacular biblioteca de estilo neogótico labrada en madera de caoba, en dónde se reúnen más de 800 volúmenes en diferentes idiomas, extendiéndose perimetralmente a lo largo de la misma, y que conjuntamente con la doble altura que posee, consigue conferirle a la estancia una apariencia imponente, diferenciándola exponencialmente del resto de unidades de alojamiento de las que contiene el hotel.

Con el único deseo de seducirnos e intentar predisponernos a disfrutar de un merecidísimo momento de serenidad, después un día de numerosas actividades en la ciudad que nos acoge, los dos baños de los que dispone la habitación se nos muestran como los lugares ideales dónde recuperarnos, transmitiéndonos ese grado de relajación necesaria para poder reponernos, y de esta manera, ofrecernos mediante ese justo premio del descanso, la posibilidad de perseverar en la tesitura de buscar, todos y cada uno de los diversos rincones llenos de magia que alberga el impresionante casco histórico de la urbe, y que permanecen pacientemente expectantes a la espera de ser descubiertos por los ávidos visitantes de la capital hispalense.

Nuestras habitaciones